En nuestra residencia de mayores en Cádiz conocemos muy bien que ciertos hábitos mejoran mucho la calidad de vida de aquellas personas que disfrutan de nuestra atención. Si bien es necesario mantenernos activos físicamente cuando llegamos a la senectud, también resulta muy importante mantenernos activos intelectualmente. En este sentido, la lectura es una manera magnífica de unir disfrute y salud en una misma actividad. En este artículo repasaremos algunos de los beneficios que leer supone para las personas mayores.

En primer lugar, y tal y como hemos perfilado en el anterior párrafo, la lectura sirve para mantenernos activos intelectualmente. Además de un placer, la lectura también supone un reto en el que nos enfrentamos a nuevas historias, nuevos conocimientos, nuevos conceptos, nuevos mundos. De esta manera, sirve para refrescar nuestra mente.

En segundo lugar, como bien sabemos en nuestra residencia de mayores en Cádiz, la lectura también nos ayuda a mantener en funcionamiento nuestra memoria. Leyendo ayudamos a retomar conocimientos y recuerdos de nuestro pasado.

En tercer lugar, la lectura también nos ayuda a animarnos y no caer en pensamientos negativos. En ocasiones, la inactividad o actitudes sedentarias ayudan a que aparezcan síntomas de depresiones. Pues la lectura permite mantener alejadas estas sensaciones.

Como puedes ver, desde la Residencia Virgen del Carmen creemos que la lectura es una excelente actividad para las personas de la tercera edad. Recomendamos escoger obras editadas en formatos que faciliten su lectura, con tamaños de fuente adecuados a nuestras capacidades visuales y que no nos hagan forzar la vista sin motivo.