Nuestra residencia de mayores en Cádiz tiene especialistas y equipamiento para poder atender tanto a personas que se valen por sí mismas como a las que necesitan asistencia continua para su vida diaria.

La artritis es una de las dolencias más frecuentes en personas mayores, y aunque a veces se trata de una molestia llevadera en otros casos se convierte en una auténtica merma de la calidad de vida si no se dispone de una atención médica y humanamente adecuada.

La artritis es un dolor crónico de las articulaciones, que se presenta con inflamación esporádica y rigidez. Al levantarse por la mañana en nuestra residencia de mayores en Cádiz los enfermos de artritis pueden necesitar un rato solo para poder moverse con soltura y poco dolor. Es una dolencia que la paciencia puede mejorar de forma muy directa, así que el trato de nuestro personal es clave.

Hay muchos tipos de artritis, más que una enfermedad es un conjunto de síntomas que están presentes en la artritis reumatoide, la fibromialgia, la osteoartritis…

Si tu familiar anciano tiene dolores y rigidez, esté diagnosticado o no, en una residencia de mayores se podrán adaptar al problema. Normalmente seguirán un tratamiento con medicamentos para el dolor y les guiarán en ejercicios suaves para estirar.

Controlar el peso es otra cuestión importante relacionada: un peso excesivo hará que las articulaciones se carguen más.

En la Residencia Virgen del Carmen en San Fernando, Cádiz, nos ocupamos del bienestar de los mayores con servicio de fisioterapia supervisado por profesionales, terapia ocupacional y todo lo que necesiten.