Una residencia de mayores en San Fernando es un alternativa que muchos ancianos desean. ¿Por qué?, te preguntarás, seguramente extrañado. Los porqués los respondemos a continuación y gracias a estas explicaciones entenderás este deseo:

- Cuidado médico: Para una persona sola o una familia es casi impensable poder contratar un servicio de cuidado médico las 24 horas del día y todos los días del año. Sin embargo, en estas residencias como la nuestra, Residencia Virgen del Carmen, al ser varios los ancianos que viven en ellas, el gasto está repartido.

- Libertad de movimientos: la mayoría de las residencias están hoy en día adaptadas a personas con diferentes clases de dependencias, enfermedades e incluso con incapacidades de movimiento gracias a ascensores o accesos adaptados. De esta manera, los residentes de una residencia de mayores en San Fernando como la nuestra no tienen que limitarse en sus desplazamientos, pudiendo salir a los jardines o moverse con normalidad por instalaciones o puertas con sus sillas de ruedas si fuera necesario. Esta facilidad no existe en pisos convencionales por falta de espacio.

- Menús adaptados a cada mayor: La comida es otra ventaja a tener en cuenta, pues en las residencias encontrarán menús cocinados diariamente y adaptados a sus necesidades alimenticias. En casa, un mayor solo no suele ser tan cuidadoso a la hora de comer, ni disciplinados con los horarios. Esto también pasa cuando viven con sus hijos, ya que la estresante vida diaria hace que cada uno coma a diferente hora.